lunes, 20 de diciembre de 2010

Hacer un regalo....

....A veces no resulta nada fácil. 

En Navidad obviamente la gente tiende a hacer regalos, y algunos argumentan que quienes hacemos regalos, lo hacemos porque nos dejamos llevar por el lado comercial de la Navidad y quizá tengan razón, aunque yo quisiera poder decir que no.

Cuando yo hago un regalo en Navidad, lo hago teniendo como referente que para mí la Navidad es sinónimo de compartir,  de estar en armonía (primero con uno mismo para poder estarlo después con los demás), y por ende, si uno está en armonía no alberga sentimientos de rencor o coraje hacia los demás. Al contrario creo que estas fechas son momentos propicios para perdonar y estar en paz.

Entonces, cuando yo hago un regalo en navidad lo hago con el objetivo de compartir esa armonía y felicidad. Disfruto realmente, cuando veo una sensación de sorpresa y alegría en la cara de la persona que recibe el regalo, eso de verdad, me agrada bastante, lo disfruto tanto más o igual que cuando a mi me hacen un regalo. Aunque también es verdad que no suelo hacer bastantes regalos, casi siempre los que hago son únicamente a aquéllas personas que realmente aprecio. Evito TENER que hacer regalos, para QUERER hacer regalos.

Sin embargo, uno no siempre encontrará ese gesto de sorpresa y alegría en la cara de la persona que recibe el regalo, y es que quizá en mi caso, mi principal problema al hacer un regalo, es que termino regalando cosas que a mi me gustan, en lugar de pensar en que es lo que más le puede gustar a la persona que recibiría el regalo.

Hoy hice un regalo a una persona a la que le guardo un especial cariño. Es una persona que definitivamente ha marcado mi destino profesional y a la cual admiro y aprecio sinceramente (aunque ella no lo crea). Intentaba que fuera un regalo que le agradara y quizá ese fue uno de los errores. Hacer un regalo, con el objetivo de que le agrade al que lo recibe. El segundo error, fue regalar algo que me gustaba a mí.

Al final, en lugar de encontrar un gesto de sorpresa agradable y alegría, encontré más bien algo así como un gesto de apuro y preocupación, incluso quizá de incomodidad. Ojala pudiera comprender que el regalo que le hice, fue un gesto de aprecio y nada más. Esto me lleva a pensar que la próxima vez antes de hacer un regalo debiese ser más cuidadosa. También, aprendí que un regalo que nunca falla es aquél "creado" realmente por ti, sí, algo que sea creación tuya. Eso siempre lo valoramos mucho más.

Así que la próxima vez que hagan un regalo, piensen en aquello que puedan crear ustedes mismos!!!


sábado, 18 de diciembre de 2010

Una semana intensa

Pues sí, esta semana ha sido bastante intensa, como suelen ser los últimos días del mes de Diciembre para muchos, ya sea porque en el trabajo todo mundo quiere dejar cerrado cosas, o bien, intensa en el sentido de que para muchos el mes de Diciembre implica fiestas, borracheras, reencuentros y por supuesto un cúmulo de emociones casi siempre agradables.

En mi caso en esta semana la intensidad ha sido una combinación de las dos situaciones. Por un lado, en la universidad, trabajos de investigación pendientes que se tenían que cerrar, andar corriendo de arriba abajo intentando convencer a directores de academias para que nos dejaran pasar entrevistas a la gente. Hacer y rehacer análisis estadísticos intentado cerrar artículos de investigación.  Además de lidiar con todas las gestiones administrativas para la renovación del permiso de residencia, la firma del pase a contrato de la beca de investigación, y un par de cosas más que siempre surgen al final, justo cuando uno está preparándose para marcharse de vacaciones.

Por otro lado, lo mejor de la vida, es decir, compartir con buenos amigos una deliciosa comida como por ejemplo:

video

Definitivamente ésta fue una comida muy especial, no sólo por la paella que estaba riquísima y el vino francés (con una historia "gamberra") que era de un sabor exquisito, sino más bien por el momento y la agradable charla que compartimos Roger y yo con Manolo. Para mí esa comida era no sólo el significado del comienzo de los días de Navidad, de compartir con la gente que uno aprecia, sino más bien ese momento me permitió darme cuenta que por más diferencias que puedan haber entre algunas culturas en la forma de relacionarse con sus semejantes y en muchas cosas más, la calidez humana y los principios de vida de cada persona, al final es lo que hace la diferencia.

En fin, esa solo fue la primera de más comidas y cenas, entre cumpleaños de amigos, comidas "internacionales" y comidas de Navidad, como tal. Y ya para cerrar esta semanita y para despedirme de "Granaá" por unos días, nos deleitamos con una par de horas de....?? podríamos llamarle jazz??, gracias a la ex-compi de master Laura, que por supuesto hay que reconocer que canta bastante bien, aquí les dejo solo una probadita ;-)
video


Y después de todo esto,  ahora me toca ponerme a hacer las maletas....


martes, 14 de diciembre de 2010

Ciencia 2.0

Y qué es esto de la ciencia 2.0?

Bueno quizá deberíamos empezar preguntándonos ¿qué es la ciencia?. Me temo que la respuesta a esta pregunta no es tan fácil, depende desde donde se mire a la ciencia. En fin que para aquél que esté interesado en encontrar una posible respuesta a esta pregunta les recomiendo el libro de "¿Qué es esa cosa llamada ciencia?" de Alan F. Chalmers. En lo personal yo me quedo con la frase de uno de los premios Nobel de Física, Richard P. Feynman que decía que "la ciencia es creer en la ignorancia de los expertos". Bueno pero vayamos ahora al concepto que está de moda... Ciencia 2.0.

Ayer tuve la oportunidad de asistir a un curso precisamente sobre Ciencia 2.0, impartido por Daniel Torres Salinas y Emilio Delgado López-Cózar. La verdad es que a Don Emilio lo he escuchado ya varias veces, y nunca me canso de escucharlo, al contrario siempre disfruto con sus presentaciones que suelen ser bastante amenas, además de interesantes. Bueno, pues previo al curso de ayer, hace ya algunos meses asistí a unas Jornadas de Promoción de la Investigación que se llevaron a cabo en la universidad de Granada y fue allí dónde por primera vez escuché este concepto de Ciencia 2.0; ésta se basa realmente en la denominada Web 2.0.

Básicamente, la ciencia 2.0 tal y como yo la entendí es hacer uso precisamente de los recursos de la Web 2.0 para diseminar información científica. Si antes el lema era "publica o perece", parece que ahora el lema está evolucionando a "difunde o no existes", o bien, "sin conocimiento no hay reconocimiento". Además de que como ya bien sabemos, la información que no se comparte no existe. Creo que esta opción puede ser una muy buena alternativa a lo que en uno de mis post anteriores he denominado "síndrome de la citación".

Así que para todos aquellos que estén interesados les comparto la presentación utilizada en el curso y en la cual, encontrarán información bastante útil acerca no sólo de la ciencia 2.0, sino también de cosas como el "open access", el proceso a seguir para difundir información científica, y muchas cositas más...

Como comunicar y diseminar información científica en internet
View more presentations from Daniel Torres-Salinas.

Observarán que precisamente esto que estoy haciendo es Ciencia 2.0 ;-))) 

Y que Blogger, Facebook y Twitter entre muchas otras herramientas más también se pueden utilizar con fines académicos, no sólo sociales :-)))


lunes, 13 de diciembre de 2010

Sabes que has vivido en España cuando...

  • Palabras como el "vale", "joder", "tío", "es flipante", "como mola", "ostiaaa", "de puta madre", entre otras, se convierten en algo habitual para tus oídos e incluso terminas adoptando más de una.
  • En lugar de decir computadora dices ordenador, o en lugar de decir celular dices móvil.
  • Terminas reuniéndote cualquier día de la semana por la noche con tus amigos para hacer "botellón" y tomar "calimocho".
  • Llamas por teléfono a alguno de tus amigos entre 15:00 y 17:00 horas y muy probable no te contesta porque se está echando la siesta. O mejor aún no quieres que nadie te moleste entre esas horas porque tu también te estás echando la siesta.
  • Vas a la cafetería de tu universidad y te pides una cerveza, sin mayor problema.
  • Te das cuenta que comer "patatas" deja de ser algo atractivo.
  • Has cambiado la típica torta o el sandwich para desayunar, por una "tostada" de tomate y aceite de oliva.
Estas son sólo algunas de las cosas que se me han venido a la mente ahora, ya iré actulizando ;-)